aplicar agua micelarSeguro que alguna vez te has hecho esta pregunta y posiblemente no encuentres la diferencia entre ambos o no sepas cuál elegir.

En los últimos años el agua micelar se ha abierto paso confundiéndonos a veces entre este producto y el tónico habitual.

Los dos conceptos han llegado hasta nuestros oídos pero, ¿qué es cada uno? Y sobre todo, ¿para qué sirven?

Cada vez está más de moda cuidarse, verse bien, tener una eterna juventud y por eso cada día nos gustan más los productos dedicados a cuidar nuestra piel, especialmente la de la cara.

Realizando las actividades diarias estamos expuestos a agentes externos que producen contaminación.

También el maquillaje afecta a nuestra dermis y el conjunto de todo ello nos provoca una suciedad que debemos limpiar para que el tejido epitelial se renueve por la noche.

Eliminar las impurezas y la grasa que se localizan en esta zona es fundamental.

Si no limpiamos nuestro cutis la suciedad de va acumulando y esto provoca una obstrucción de los poros. De esta manera, aparecen imperfecciones como el acné o manchas. Nuestro objetivo debe ser abrir los poros para que el tratamiento penetre a la perfección.

Ahora bien, ¿qué producto elegimos? ¿Agua micelar o tónico? A continuación te explicamos qué es cada uno y cuáles son sus diferencias.

Tabla de contenidos

¿Qué es el agua micelar?

agua micelar

Es el producto estrella para limpiar tu piel. Debido a su composición con micelas, actúa como un imán absorbiendo la suciedad y el sebo de la dermis eliminándola por completo.

Es perfecto para desmaquillarte ya que conseguirá que tanto la base facial, como el pintalabios o el rímel desaparezcan por completo con una pasada.

Este producto no necesita que lo complementes con ningún otro. Se puede utilizar en solitario y además no requiere de aclarado.

Puedes utilizar una crema hidratante como broche final al tratamiento pero no será necesaria. Tu piel quedará suave y libre de imperfecciones.

Para aplicarla sobre tu cutis necesitas un algodón bien humedecido para que penetre bien y pueda actuar por completo.

Un consejo muy útil es que para zonas pequeñas que desees limpiar, como por ejemplo una parte del ojo, puedes usar un bastoncillo y pasarlo por ese área.

Descubre en este artículo cómo usar el agua micelar.

El agua micelar es perfecto para una rutina de higiene y se recomienda utilizarlo por la noche y nada más despertarte ya que también hace el efecto de refrescar.

Pero la función del agua micelar no es solo limpiadora. Por supuesto tal y como te estamos contando su efecto desmaquillarte es maravilloso pero tiene mucho más.

Es perfecto para refrescar tu cutis nada más despertarte. También actúa como un gran antiinflamatorio y es totalmente recomendable después de realizar deporte.

Tras la actividad física nuestros poros se abren y si no lo limpiamos rápido la suciedad puede penetrar hacia el interior.

Lo que queremos conseguir con el agua micelar es eliminar la grasa, el sebo y las imperfecciones de la cara para que no nos provoquen problemas más severos.

Aquí tienes las mejores opciones del mercado.

¿Qué es el tónico?

tonico

Es una loción cuyas propiedades son depurativas e hidratantes. Se aplica con pequeños toques para conseguir cerrar los poros.

Además consigue refrescar nuestro cutis y equilibrar su PH, también favorece la circulación de la sangre. Es un gran protector contra agentes externos.

No subestimes este producto pues además de hidratar tu piel consigue que las agresiones del exterior no penetren en nuestra piel protegiéndonos en gran medida.

¿Agua micelar o tónico?

Que pregunta más difícil, ¿verdad? Después de leer las definiciones quieres utilizar los dos porque ambos aportan una gran variedad de beneficios. Te entiendo, y es normal que pienses así.

Incluso si eres una adicta o una enamorada del cuidado de la piel te costará distinguir entre tanto producto porque todos son muy parecidos.

Tantos líquidos transparentes, con prácticamente la misma textura y que además se utilizan para cosas similares hacen que nos hagamos un verdadero lío al cogerlos de nuestro neceser.

Ahora ya sabes qué es cada uno, pero aún te cuesta ver las diferencias. Te las voy a explicar.

Ambos tienen una textura líquida y se aplican con un algodón. Una de las primeras distinciones entre los dos es que el agua micelar se aplica arrastrando el algodón y el tónico dando leves toquecitos.

Lo segundo que podemos destacar como una diferencia sería que el agua micelar sirve principalmente como limpiador y el tónico se aplicarán justo después de la limpieza.

Por tanto, puedes usarlos como tratamientos complementarios.

Y entonces, ¿Cuál elijo?

agua micelar vs tonico

En primer lugar debes conocer qué tipo de piel es la tuya. ¿Sensible? ¿Grasa? ¿Mixta? Es importante que la diferencies a la hora de seleccionar el tipo de tratamiento que mejor se ajusta a tí.

Y no solo eso, te recordamos que en ocasiones un mismo tratamiento es diferente según el tipo de piel. Por ejemplo, hay una gran variedad de aguas micelares específicas para cada cutis. Por tanto, identifícalo y si no pregunta a los expertos para que te aconsejen.

Comenzamos por el agua micelar. Si lo utilizas comprobarás que aporta mucha suavidad y por tanto, si tienes la piel sensible será perfecto para tí.

Te gustará: Haz un agua micelar casera con esta receta.

Además, si sueles maquillarte a menudo, debes llevarlo si o sí en tu bolsa de aseo porque será tu mejor aliado.

Es uno de los mejores desmaquillantes del mercado y es muy rápido al no necesitar ser aclarado ni otros productos adicionales.

Con este producto no valen las excusas. Si eres una persona con poco tiempo, no lo dudes, cómpralo.

Por otro lado, también hidrata y consigue un efecto muy tonificador.

Siempre decimos que el agua micelar es un todo en uno por lo que nos decantamos más por este producto. Nuestra opción favorita es la de Nezeni Cosmetics, y te invitamos a que la utilices.

Aún así, si eres de las personas que sigue usando un jabón limpiador y eres reacia a quitarte esta costumbre porque te funciona y te gusta, te recomendamos que continúes usando el gel y después te apliques el tónico como producto final para terminar con tu rutina.

También puedes probar otras opciones, como la de Bioderma; la versión low cost de Mercadona; la popular de Garnier; para pieles sensibles de Avene y la de La Roche Posay.