desmaquillante clinique¿Quieres tener una piel radiante? La clave es un secreto a voces y en realidad todas sabemos la teoría para conseguirlo: desmaquillarnos. Pero llevarlo a la práctica es lo más complicado y en ocasiones descuidamos un poco la dermis. Por eso hoy te traemos la review del Bálsamo Desmaquillante Take the Day Off de Clinique.

Antes de que sigas leyendo te diré que mi opción favorita es el agua micelar de Nezeni Cosmetics. He probado muchas opciones y esta alternativa es la que más me ha convencido por muchísimos aspectos.

Realizar una buena limpieza facial es vital para conseguir una tez más sana, sin impurezas y por tanto, sin imperfecciones muy notorias. Tras una larga jornada fuera de casa multitud de agentes externos (contaminación, maquillaje, polvo…) penetran en nuestra piel intentando atacar nuestro tejido epitelial.

Está en nuestra mano luchar contra ellos y evitar que entren en nuestros poros y que produzcan efectos indeseados como la aparición de acné, la presencia de sebo, grasa o manchas. Eliminar esa suciedad a tiempo hará que nuestra piel esté hidratada, nutrida y llena de vitalidad.

Por tanto, el paso más importante es desmaquillarse cuando llegamos a casa. Se que da mucha pereza y que a muy poca gente le gusta realizar esta rutina pero es el único camino que nos llevará a conseguir nuestros objetivos. Desmaquillarnos y posteriormente realizar una correcta limpieza facial es lo que diariamente tienes que hacer.

No te pierdas: Los mejores desmaquillantes del momento.

Hoy en día hay muchos desmaquillantes en el mercado y prácticamente todas las marcas comercializan con ellos. Podéis encontrar gran variedad y destinados además para todo tipo de pieles. En este caso os voy a hablar del desmaquillante de Clinique para que descubras sus propiedades. ¡Sigue leyendo para conocerlas!

Tabla de contenidos

Características del Bálsamo Desmaquillante de Clinique

Clinique Take The Day Off Cleansing Balm es el nombre completo de este producto cosmetico. Es un desmaquillador cuya propiedad principal es disolver de manera eficiente el maquillaje y los filtros del sol. Es un bálsamo pero al aplicarlo sobre la piel se convierte en aceite.

Limpia de forma muy profunda la tez y se disuelve con facilidad. Procura retirarlo con agua o con unos algodones húmedos. Al decirte que se transforma en aceite quizá puedas pensar que te deja la piel grasa pero nada más lejos de la realidad. Notarás tu dermis con un aspecto joven y suave.

Es útil para todo tipo de piel y es muy bueno para aquellas que son más sensibles.

Su precio está en torno a los 20€ dependiendo de la tienda donde lo compres. Nos los venden en recipientes de 125 ml.

Te gustará: Cómo hacer tu propio desmaquillante en casa.

Take the day off de Clinique es un producto que sirve para realizar la primera limpieza. Por eso os comentaba antes que es necesario utilizar otros para realizar una limpieza más profunda.

La parte positiva que tiene este cosmético es que tiene el estado sólido y al entrar en contacto con la piel se convierte en aceite. Esta es una ventaja ya que es más sencillo llevarlo en la maleta cuando nos vamos de viaje.

Ingredientes

Su composición no está formada por aceites minerales, por los que no existe riesgo y no nos tapará los poros obstruyéndolos.

Su principal ingrediente es la semilla de cártamo. Ésta tiene propiedades muy positivas para las pieles que son sensibles, atópicas o que presentar eczemas, debido a su poder hidratante y la suavidad que aporta.

¿Sabes la diferencia entre limpiar y desmaquillar? Te lo contamos aquí.

¿Cuándo usarlo?

Mi consejo es utilizarlo por la noche ya que es cuando normalmente necesitamos quitarnos el maquillaje y el mejor momento para nuestra dermis descanse y respire mientras dormimos.

Es cierto que otro buen momento sería por la mañana, pero ahí sería opcional ya que no es tan imprescindible como por la noche.

En esta hora antes de irnos a dormir, conseguiremos eliminar toda la suciedad que hemos acumulado durante todo el día, nos quitaremos el maquillaje si llevamos y eliminaremos también la crema de protección solar que nos aplicamos antes de salir de grasa.

En este artículo podrás descubrir cómo desmaquillar la piel correctamente.

¿Cómo usarlo?

Tenemos que masajear de forma muy suave nuestra piel y cuando vemos que el maquillaje se está quitando poco a poco, procederemos a humedecerlo con bastante agua.

Al entrar en contacto con el líquido, el producto cambia su textura y desaparece esa sensación grasa que sentimos al principio.

Después de utilizarlo podéis aplicar un poco de tónico o agua micelar para hacer una limpieza más profunda y retirar, si lo hubiera, esos restos de maquillaje que quedan a veces en la piel.

Este proceso es muy sencillo y tan solo necesitáis un par de discos de algodón, humedeceos con el producto y aplicarlo sobre la cara con pequeñas pasadas en sentido ascendente para favorecer la circulación sanguínea.

No te pierdas: Aceite de coco ¿Funciona para desmaquillar?

Mi opinión

No soy muy fan de los aceites por lo que el bálsamo siempre será mi preferencia entre ambas opciones. Básicamente pienso así porque el bálsamo es mucho más cómodo cuando me voy de viaje y así no sufro de que se me salga todo el producto dentro de la bolsa de aseo y me manche el resto de cosas.

Esto quizá sea más cursilada pero lo cierto es que el envase es super bonito y la mezcla plata y malva lo hacen muy cool, elegante e incluso se puede usar como adorno para nuestro cuarto de baño.

Apenas percibo el olor, por lo que si eres especial para las fragancias no tienes por qué preocuparte. Además, aunque se convierta en aceite cuando entra en contacto con el rostro, no te dará una sensación de grasa como pasa con otros productos de otras marcas.

Un punto en su contra sería que no es demasiado efectivo para aquellos maquillajes resistentes como el waterproof. Le cuesta retirarlo y tendrás que frotar más de la cuenta o usar otras opciones complementarias si quieres que se elimine por completo.

Si utilizas maquillaje normal y notas que se queda algún resto en los labios, en los ojos o en el resto de la cara, simplemente coge un par de discos de algodón y humedécelos con otros productos de limpieza facial como el agua micelar.

El producto hay que aclararlo con abundante agua y en mi caso no me dejó la piel reseca ni con ninguna capa de aceite. Se quedó limpia y suave por lo que en ese sentido quedé bastante satisfecha.

Por último, algo que también es muy importante y os preocupa mucho es que sirve para desmaquillar los ojos. No es irritante y si los tienes sensibles, aplícalo con cuidado pero no tiene por qué producirte ningún picor o escozor.

Por tanto, ¿lo volvería a consumir? Como os he adelantado al principio del artículo yo tengo una opción que es mi favorita por encima de todas y es el agua micelar de Nezeni Cosmetics. Es mi mejor aliada para la limpieza de mi rostro.

Otros productos que hemos probado son: la manteca de Natura Siberica, el Bálsamo de Biotherm o el desmaquillante de Mercadona.

Aún así, considero que el bálsamo desmaquillante Take the Day Off de Clinique cumple los requisitos y le doy un aprobado alto. Sería una opción a tener en cuenta dentro de mi armario pero no ha conseguido superar mis expectativas después de probar el producto de la otra marca.